Jabón de coco para algo más que solo belleza

Más allá de los productos cosméticos que venden en las tiendas y que resultan muy efectivos para el cuidado de la piel, están las recetas de la abuela, esas que por ser ancestrales y naturales resultan siendo tan efectivas (o incluso más) que los productos cosméticos comerciales. El jabón de coco es una de estas recetas y a continuación queremos hablarte un poco más de él.

El componente principal del jabón de coco es el coco, obviamente, bien sea en extracto, pero principalmente en aceite. Las maravillas de este fruto vienen por el alto contenido de ácido láurico que es un componente que tiene grandes propiedades anti microbianas y que ayuda a mantener alejados los virus y bacterias.

En este sentido, el jabón de coco tiene un uso que va más allá del simple tratamiento de belleza, también tiene su función farmacológica, ayudando a prevenir enfermedades. Más adelante hablaremos de otros usos espirituales y esotéricos que también se le atribuyen a este jabón.

Usos del jabón de coco

El jabón de coco tiene diversos usos que van desde el aprovechamiento de sus propiedades antimicrobianas y antibacteriales, hasta el uso espiritual y esotérico para la limpieza del aura. A continuación algunos usos frecuentes de este jabón.

  • Limpiador de piel grasa: una de las propiedades del coco es que ayuda a eliminar la sebosidad excesiva en la piel, ayudando así a equilibrar las pieles grasas.
  • Exfoliar la piel: si el jabón además contiene pequeñas partículas de coco rallado se convertirá en un exfoliante suave para la piel que no causará resequedad. Si no contiene las partículas de coco se puede combinar con un poco de azúcar o una esponja suave.
  • Para combatir el acné: como la mayoría de los jabones de origen natural, el hecho de regular la cantidad de grasa que hay en la piel del rostro ayuda muchísimo a prevenir la aparición del acné.
  • Eliminar los hongos y el pie de atleta: estas enfermedades de la piel son producidas por la proliferación de microbios y bacterias en los pies a causa de la humedad. Las propiedades antimicrobianas del jabón de coco lo convierten en un aliado excelente para combatir estos hongos en la piel.
  • Se puede utilizar como antioxidante ya que su alto contenido de vitaminas nutren y enriquecen la piel evitando la eliminación de radicales libres.
  • Su uso esotérico consiste en limpiar las energías negativas que afectan el aura, el cuerpo y el balance espiritual de la persona. Por medio de baños realizados con este jabón se pueden lograr mejorar todas estas cosas.
  • Otro uso curioso que se le puede dar es como antitranspirante natural, dependiendo del nivel de sudoración de la persona.

Composición

El ingrediente principal del jabón de coco es el coco, y puede darse en cualquier presentación: extracto de coco, coco rallado, esencia de coco, leche de coco y principalmente aceite de coco.

El resto de los ingredientes son los mismos que se utilizan en la elaboración de cualquier jabón natural, como son:

  • Agua.
  • Sosa cáustica: necesaria para lograr la saponificación.
  • Aceite de coco: imprescindible.
  • Aceite de oliva: opcional para darle más cremosidad al jabón.
  • Esencias de coco o perfumes naturales.
  • Coco rallado: si se le quiere añadir un poco de refuerzo a sus propiedades exfoliantes.

Cuando el jabón de coco se utiliza en presentación líquida se puede combinar con leche que puede ser de coco o leche natural de consumo normal, esto para aprovechar las propiedades de la leche para mejorar el brillo y la suavidad de la piel.

Aplicación

Dependiendo del uso que se le quiera dar al jabón de coco va a cambiar la forma de aplicarlo. Este es un jabón que no produce una gran cantidad de espuma, por lo que no es tan sencillo simplemente frotarlo en las manos y luego aplicarlo en la piel, sin embargo, es una de las maneras de utilizarlo.

Si lo que se busca es exfoliar la piel del cuerpo se puede utilizar la pastilla directamente sobre la piel, pasándola suavemente por toda la piel o por la zona que se quiera exfoliar.

Para la piel del rostro en donde se quiera combatir el acné o aprovechar su efecto antioxidante, se debe tratar de hacer algo de espuma con las manos y luego aplicarla en el rostro con masajes suaves que tiendan hacia estirar la piel, desde adentro hacia afuera.

Ahora bien, quienes le dan un uso esotérico al jabón de coco utilizan la barra de jabón directamente sobre la piel durante 7, 9 o 11 días. Los rituales o baños deben hacerse siempre en horas de la noche y una vez concluido el ciclo que se ha seleccionado (los 7, 9 u 11 días) se debe botar a la basura la barra de jabón de coco que se ha estado utilizando, pues se cree que ya ésta absorbió todas las energías negativas que podían estar afectando a la persona.